Silencio y olvido

Que los glaciares del olvido me arrastren y me pierdan, despiadados.

Jorge Luis Borges, “He cometido el peor de los pecados”

 

Las antiguas luces de los esplendores juveniles ya se van apagando.

Estoy aquí. Presintiendo mi hora.

No hay dolor. No hay remordimiento.

Sólo la inmensa paz de quienes ya no esperan.

El silencio es un suave manto que arrulla el ser.

Quisiera despojarme para siempre de la memoria.

Para ser solo olvido y vacío.

Una pura libertad sin pasado, sin presente, sin futuro.

Ya los vientos azules me cubren de nieves.

Es el tiempo que me envuelve en su

(Leer más)

Elogio de Gian franco Pagliaro

Elogio de Gian Franco Pagliaro

Ayer falleció Gian Franco Pagliaro.

Quienes pertenecen a mi generación (soy del 57) seguramente lo han conocido y escuchado.

Algunos, entre quienes me encuentro, lo hemos admirado. Como poeta, como cantante, como hombre de convicciones, como loco lindo.

Tuve la suerte de verlo en vivo dos veces. La última, hacia 2004, en uno de sus tantos regresos, en el teatro Coliseo.

Gianfranco era un verdadero showman. Un tipo carismático, que sabía matizar las virtudes del narrador, el humor, la balada romántica y la canción de protesta (como le llamábamos en aquella época)

Compuso bellas canciones

(Leer más)

Los ríos de la angustia

De pronto una fuerza oscura y despiadada se instala en el centro de nuestro ser.

Es la angustia. Una opresión sin forma parece que habrá de aniquilarnos.

La angustia es una puñalada en el alma.

La angustia es un fuego que nos carcome.

La angustia es una llaga sangrante que brota sin cesar.

La angustia es una palabra hueca cuyo significado podemos entrever pero no precisar.

La angustia es la expresión de nuestra insuficiencia.

La angustia es la prueba certera de nuestra nada.

La angustia es un silencio brumoso que nos lastima.

La angustia es un desierto árido y sin

(Leer más)

La noche negra del alma

Hay momentos en que la angustia es tan honda que se siente que el alma va estallar en mil pedazos.

El dolor es parte indisoluble del estar vivo.

La angustia es el certero testimonio de nuestra precariedad.

Ríos de pesares se deslizan por las grietas del alma que sufre.

Hay un centro que nunca termina de encontrarse.

La fuerza de la vida y su eterna batalla contra la noche.

Hay momentos en que sentimos que podríamos caernos.

Sentimos el violento salvajismo del abismo.

Vivir es resistir.

Vivir es la permanente lucha del ser contra la nada.

Vivir puede ser una

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar